Diario de una tolay

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

¡A la porra!

 

No me he vuelto loca. Pero casi lo hago.

 

Si te apetece leer, como poco a poco, un día normal, se convierte en un día… ¿desastroso? ¿malo? o ¿revolucionario? Llamémoslo X. Sigue leyendo.

 

 

PONGAMOS 

Pongamos, que tienes que trabajar todos los días, oyendo una máquina perforando piedra en la acera de enfrente. Una constructora, está edificando chalets muy guays.

 

Pongamos, que dicha obra, genera tanto polvo, que tienes que estar limpiando varias veces al día. Tu teclado, tu pantalla, tu mesa. Hasta tú tienes polvo.

 

Pongamos, que hay una avería en tu conexión a Internet, tienes cortes de más de una hora de duración.

 

Pongamos, que a raíz de la avería. Decides actualizar Windows. Pero, te descuidas un segundo. Instalas una nueva versión de Windows. En ocasiones, eres una tolay. Pero para esto, no hay remedio.

Pongamos, que después del sustaco, comienzas a trabajar tu calendario editorial. Pasas de 4 a 5 horas. Haces copies, buscas info, seleccionas fotografías. A ritmo de Spotify.

 

Pongamos, que reinicias.

 

Pongamos que de nuevo desaparece todo tu escritorio.

 

Y además, pongamos. Que con el subidón, no guardaste en la nube tu trabajo.

 

Pongamos, que la última versión de tu trabajo guardada, era antes de haberte pegado el subidón. Bailado con Spotify, mientras pensabas en lo maravilloso que es el amor y casarse.

 

Así, que una vez más.

 

Pongamos.

 

Pongamos que decido pasar de mi desastre. Sentarme delante de la tele. Poner Netfilx. Y seguir viendo la tercera temporada de “La Casa de Papel”.

 

Esta serie, me parece una cosa, pero que muy bien hecha.

 

 

¡STOP!

 

Sigo viendo desde el sofá a estas horas, que mi ordenador ha vuelto a reiniciarse. Dice, que va por la fase 1200. Reparando “nosequé”.

 

Y yo pienso: Ya no me pillas, maldito. Tengo todo en mi nube.

 

Pero, ¿sabes qué es lo mejor de todo? Que era un día festivo.

 

Si quieres que te ayude a escribir tus textos persuasivos, me alegrarás el día. Eso, SÍ lo hago bien.

 

Pero, NUNCA, me pidas consejo informático.

 

La que avisa, no es traidora. Es copywriter.

 

Creado por Bel Lorenzo
CREADORA DE CONTENIDOS PARA EMPRESAS Y AUTÓNOMOS     Te acompaño y guío para que tus clientes potenciales se enamoren de tu marca.    Creo y gestiono los contenidos dándoles un tono de voz único...Ver más

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Haz clic en el botón editar para cambiar este texto. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo.

Iniciar sesión